Cómo los servicios en la nube -cloud computing- pueden ahorrarle millones a la banca

julio 4, 2022por Bankingly

Los bancos tradicionales han luchado contra las crecientes presiones para reducir costos, ahorrar dinero y adaptarse a los nuevos hábitos y tendencias de los consumidores en el plano digital. Para este año se prevé que los bancos de todo el mundo inviertan US$309.000 millones en TI, si gran parte de esa inversión se destinara a los servicios en la nube los bancos conseguirán un ahorro rápido y significativo en sus costos.

 

El Gobernador del Banco de Inglaterra estima que los bancos pueden reducir sus costos entre un 30 y un 50% al migrar a la nube. Asimismo, los resultados de un informe de Economist Intelligence Unit (EIU), demostraron que los costos fueron la principal razón de la adopción de la nube para el 43% de los bancos encuestados, y  un 21% alegó que el motivo para optar por la nube era la mejora de los servicios al cliente.

 

La computación en la nube no es una nueva tendencia o palabra de moda. Sin embargo, desde la introducción de Salesforce (en 1999), la infraestructura de la nube y el modelo SaaS han madurado, disrumpido y permitido a millones de empresas acceder, almacenar, procesar y analizar datos de manera económica y eficiente. Sin darnos cuenta, dependemos de la nube a diario, desde los pagos digitales, la comunicación, el almacenamiento, las copias de seguridad, la navegación, el streaming, las videoconferencias y mucho más.

 

La computación en la nube es una forma de almacenar datos y ejecutar aplicaciones a través del Internet, esto significa que los bancos y sus clientes pueden acceder a sus datos desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar. Es más barato y eficaz que los métodos tradicionales, así que no es de extrañar que tarde o temprano los bancos se den cuenta de las ventajas de la nube, y que la acojan.

 

Según un informe de investigación de IDC, el sector bancario a nivel mundial, podría ahorrar hasta US$20.000 millones al año si migrara hacia la computación en la nube, ya que es más rentable que los métodos heredados. El costo total de propiedad (TCO, por sus siglas en inglés) de la computación en la nube es aproximadamente un 50% inferior al de los sistemas informáticos convencionales.

 

Los bancos, especialmente en los mercados emergentes y en las economías en desarrollo, como América Latina, África y Asia-Pacífico, pueden obtener ahorros más acelerados y significativos, ya que no tienen los desafíos de proteger las inversiones heredadas, ni las costosas y largas migraciones para adoptar sus cores bancariosa la nube.

 

Los costos típicos en los que incurren los bancos:

Capex: Se trata de los costos relacionados con la infraestructura, como el hardware, los routers y los centros de datos. Los bancos pueden ahorrar dinero utilizando nubes híbridas (públicas y privadas) para cumplir los requisitos del cumplimiento regulatorio. Esto garantiza que las inversiones existentes en Capex estén protegidas a través de la nube privada y que se aproveche la economía de escala que ofrecen los proveedores globales de nubes  como Google Cloud, Amazon (AWS), Microsoft (Azure), IBM, Oracle y los proveedores especializados, de nicho y regionales.

 

Opex: Costo relacionado con el funcionamiento diario de los sistemas, aplicaciones y bases de datos. La nube ofrece un modelo de pago por uso, lo que permite reducir gastos excesivos e innecesarios. Como resultado, hay un ahorro directo en Opex y no se requiere la inversión inicial de los sistemas bancarios tradicionales. Además, las capacidades de autoservicio y automatización que ofrecen los proveedores de la nube reducen los procesos manuales y los costos asociados.

 

Según un estudio de McKinsey, las entidades bancarias pueden lograr una reducción de costos de hasta el 30% en infraestructura de TI y del 50% en desarrollo y mantenimiento de las aplicaciones. El informe también revela que los bancos que han migrado a la nube también han conseguido importantes mejoras de rendimiento, tiempos de transacción más rápidos y una mayor satisfacción de los clientes.

 

Flexibilidad y agilidad: Los bancos pueden responder con mayor rapidez a los cambios del mercado,  desarrollar rápidamente nuevos servicios y apps, ejecutar pruebas más rápidas y ponerlas en funcionamiento (por ejemplo, los canales digitales de Bankingly pueden lanzarse en pocas semanas) sin preocuparse de la infraestructura subyacente. Esto le permite a los bancos impulsar la innovación y ser ágiles en cuanto a la satisfacción de las necesidades de sus clientes.

 

Seguridad: Los proveedores de la nube han invertido importantes recursos para garantizar altos estándares de seguridad durante las 24 horas del día en sus centros de datos, con una disponibilidad del 99,999%. Muchos proveedores de servicios en la nube han obtenido la certificación ISO 27001, la norma internacional para la gestión de la seguridad de la información y otras normas de calidad, cumplimiento y de seguridad exigidas.

 

En general, está claro que los bancos pueden ahorrar miles de millones de dólares si se pasan a la computación en la nube. Algunos ahorros son fáciles de cuantificar, mientras que otros pueden ser intangibles, como la productividad, la reputación de marca y la mejora de la calidad del servicio.

 

El impacto de la computación en la nube en el sector bancario es transformador. Los bancos ya están empezando a trasladar más operaciones a la nube, y esta tendencia continuará ya que los beneficios son demasiado grandes para que los bancos los ignoren. La nube ofrece a los bancos no sólo la ventaja de competir, sino de triunfar.

Sugerencias:

  1. Entiende tus necesidades: La nube no es una solución única. Tienes que entender qué tipo de solución en la nube es la mejor para tu banco. No lo veas como una estrategia independiente, sino como parte de una transformación digital global.
  1. Evalúa los riesgos: Es esencial evaluar los pros y los contras asociados al migrar a la nube. Pide a los proveedores pruebas de concepto, referencias de clientes, casos prácticos, estudia a tus pares y haz un piloto (pruebas) antes de lanzarte con todo.
  1. Plan de migración: Pasar a la nube puede ser una tarea difícil, por lo que es esencial planificar la migración cuidadosamente con una hoja de ruta clara, hitos prácticos, objetivos y entregables para cada año y evaluar cada hito.
  1. Capacitar a los empleados: Involucra, o al menos alinea, a los equipos de Dirección, Operaciones, Ventas, Atención al Cliente, Marketing, Finanzas y TI, ya que su impacto es transversal. Además, capacita a los empleados acerca de cómo sacarle el máximo provecho a la nube.
  2. Gestiona las expectativas: Hay que ser realista y práctico, con un margen de contingencia para imprevistos. Es importante gestionar las expectativas al pasar a la nube, ya que puede haber algún tiempo de inactividad mientras se migran los sistemas.

 

Bankingly

Nuestras Redes Sociales
Datos de contacto
+1 (734) 201-0007
Nuestras Redes Sociales